...

Diulka Pérez: Vamos muy mal en RD


Domingo, 26 de febrero de 2017

Fotos | Video | Audio | El Diamante Informativo RD




No puedo evitar compartir con ustedes nuestra travesía en varias clínicas de Santo Domingo para que, contrario a lo que algunos piensan, sepan que aquí no sólo está jodido el que no tiene para pagar una clínica, si no que aquí estamos jodidos "TODOS".

Este viernes el niño me llegó de la escuela moqueando verde, lo limpié y observo que sigue el moco verde y pienso que algo no anda bien, que algo dentro de la nariz está coloreando los mocos, pero no logro ver nada y decidimos llevarlo a la emergencia de UCE, allí todo mundo chatea en la emergencia y llaman a un otorrino que nunca llega, al ver que no llega después de una hora, uno de los médicos decide dejar de chatear y ver si con la luz de su celular puede ver lo que el niño tiene, no lo logra y nos refiere a la clínica Abreu, corremos allá y nos atiende un otorrino muy profesional que intenta con los equipos adecuados sacar el cuerpo extraño "cámara nasal y demás".

Pero no fue posible y nos dice que hay que dormirlo y llevarlo al quirófano, pero que tiene que ser al día siguiente cuando no haya comido nada, así lo hicimos y a las 7:45am llegamos a la Abreu.
No podemos ingresar al niño porque la joven de ingreso no ha llegado. Con otro paciente de urgencia delante esperamos 1 hora y la joven no llega, mientras hay dos en registro haciendo cuentos, maquillándose y sacándose los mocos, pero dicen que ellos no tienen qué ver con eso.

El chico de caja trata de ayudar, pero no encuentra ni los documentos de admisión. ¿Al fin la joven de admisión llega con un truño, pues la llamó su supervisora por el retraso de más de 1 hora y al llegar reclama que cómo los demás no saben hacer el trabajo de ella? Me llama enojada para hacer el ingreso, me pregunta dónde está mi hoja de ingreso, le digo que no me han dado ninguna hoja y la mujer me habla mal y me pregunta que si yo no sé qué tengo que hacer eso, además de darme boches porque no conozco la burocracia de su clínica, que mi seguro no cubre, que tengo que pagar antes de hacerle cualquier cosa al niño. Imagínense, yo sin dormir toda la noche, muerta de miedo de que al niño se le obstruya la nariz y esta mujer me sale con esta vaina, inevitablemente me salió el sureño y le dije par de cosas, la mandé al carajo, que cobrara lo que le diera la gana, pues el médico solo esperaba un papel para hacer el procedimiento que era una emergencia y ya estaba pago.

El procedimiento duró unos 15 minutos, lo puntual, diligente y profesional del otorrino y la anestesióloga aminoró mi trauma, pero definitivamente hay algunos empleados en clínicas y hospitales chateando y jugando con la desesperación de los pacientes y sus familiares y después se quejan de que los agreden. Sacarle este papel crepé al niño costó casi 30 mil pesos con todo y tener un seguro complementario y aún ellos se creen que estamos pidiendo.


Digame usted si no estamos jodidos

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.