...

Guerra o Circo Popular!!!

Jueves, 26 de Octubre  2017  
Fotos  | Vídeo | Audio | El Diamante Informativo RD

Por Humberto Castillo.

La acumulación originaria del capital ha sido uno de los métodos de enriquecimiento de los grandes emporios de todas las naciones desde fechas inmemoriales.  La misma ha sido asimilada por muchas personas en el ambiente de la administración del Estado. En este ambiente lo ha denominado corrupción administrativa.

Lic. Humberto Castillo 
En todas las épocas se ha experimentado el llamado proceso de corrupción dentro del administración, tanto pública como privada, efectuada por personas responsables de preocuparse por realizar una gestión efectiva y eficaz, conforme a los propósitos de cada institución en particular y los propósitos generales del Estado.

En la República Dominicana hace más de 20 años se ha iniciado un proceso bien intencionado de  lucha contra la corrupción administrativa.  Esto se puede verificar en todas y cada una  de las medidas tomadas con ese propósito, que incluyen: las reformas de las leyes de Cámara de Cuentas y la Contraloría General de la República como órganos fiscalizadores del gasto público, también la Dirección de Contabilidad Pública, Compras y Contrataciones Públicas, la Procuraduría anti corrupción, Comisiones de Ética Pública, comisiones de veedurías, entre otras.

En el ejercicio, esas medidas tomadas con el propósito de reducir la corrupción administrativa en el sector público han mostrado que son y seguirán siendo insuficientes para los fines de corregir ese mal que tanto daño hace a la imagen del país.  Para que estas medidas puedan tener efectividad se hace necesario verificar los puntos potenciales donde se puede quebrar la cadena de control por el manejo inadecuado de un proceso y/o la toma de una decisión con propósitos pecuniarios de quien está llamado a ejercer con probidad una función.

Veamos algunos elementos que, en mi opinión,  han de tomarse en consideración para que los procesos de investigación  puedan arrojar resultados más expeditos de forma que garanticen la reducción de estas cuestiones en lo adelante y que, en la mayoría de los casos, se dejan de lado a la hora de investigar un delito de corrupción:

  • Donde se detecte un fraude, los encargados y comisiones de compras de las instituciones deben ser investigadas, ya que estas comisiones son las responsables de que los procesos sean transparentes y eficientes, logrando la adquisición de bienes y servicios óptimos en calidad y precio.

.
  • Los encargados de almacén también deben ser investigados debido a que las órdenes de compras deben tener las especificaciones de los artículos que se están adquiriendo de forma tal que sean recibidos como lo establecen los requisitos establecidos en el pliego de demanda en cantidad y calidad solicitadas.


  • Los auditores de la Contraloría General de la Republica residentes en las instituciones públicas son los responsables de velar porque se cumplan los procedimientos, tanto en el proceso de adquisición como el de pago de esos bienes.


  • Otro elemento que podría parecer controversial, pero no menos importante, consiste en investigar a los servidores de las instituciones. Aunque la mayoría mantiene un nivel de vida de acuerdo a sus ingresos faciales, otros que son la minoría, se gozan de un nivel de vida que no pueden justificar.

  • Un factor que se debe fomentar es el miedo subjetivo de tener que enfrentar un proceso penal por la comisión de un delito de corrupción.


En el caso reciente, por la característica del servicio que ofrece  la OMSA el departamento de recursos humanos y el Ministerio de Administración Pública deben realizar exámenes de probidad en los empleados de esa institución incluyendo exámenes de la vista, vascular y de dopaje a manera de prevenir los daños que se producen a la propiedad por el manejo inapropiado de las unidades y los procesos.

Mientras no se realicen  estudios integrales de los procesos que se ejecutan en las instituciones públicas, que los funcionarios son indicados como corruptos, será humanamente imposible resolver la situación de corrupción administrativa en el país.

Es bueno luchar contra la corrupción, sin embargo  el método que estamos usando es como querer inhibir una fiebre sin combatir la infección. La fiebre es un síntoma, mientras que la infección es la causa. La infección está en la estructura interna sin embargo la fiebre en el  individuo.

Si no se toman en consideración, mínimamente estos elementos, la guerra contra la corrupción no pasara de ser un circo popular. 

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.