...

Una psicóloga desaprueba el reggaeton para los niños

Lunes 11 de Diciembre 2017
Foto | Vídeo | Audio | El Diamante Informativo RD


Según la psicóloga infantil mexicana Daniela Muñoz, el reggaetón angustia a los niños y les provoca un "impacto negativo en su desarrollo cognitivo", sobre todo aquellas canciones "hipersexualizadas" para las que no están preparados para discernir, dijo a la agencia EFE en la capital azteca.

Para los niños, "la música debe ser apropiada y cumplir con un objetivo formativo, promoviendo el aprendizaje y la identificación con modelos adecuados de conducta, sobre todo en las escuelas", afirmó.

De acuerdo con la psicoterapeuta, cuando los adultos utilizan música en un ambiente escolar infantil o en casa sin considerar el objetivo formativo "están exponiendo a los menores a un tipo de abuso que provoca un desarrollo precoz e inadecuado".


Los adultos y docentes, indicó, deben "respetar el desarrollo físico y emocional del infante", sobre todo en momentos en que se vive una "crisis de valores sociales" y se prioriza "un modelo de éxito basado en los atributos físicos".


Ese fenómeno musical, aseguró, está provocando una gran ansiedad tanto en niños como adultos, "ya que los modelos sociales que se presentan son inexistentes e inalcanzables".


Cuando el mundo se torna "terrorífico"

"El mundo es terrorífico cuando no sabemos quiénes somos ni en qué lugar estamos situados", dijo Muñoz, quien resaltó la importancia de la convivencia de los niños "en un medio que fomente la identificación con modelos positivos, sanos, equilibrados y estables a seguir".

Cuando menores de 12 años escuchan música hipersexualizada, "se vulnera su capacidad de desarrollo porque no comprenden el significado de las letras y las imágenes complejas, agresivas o sexuales", explicó.

"Las canciones hipersexualizadas son violentas y restringen la perspectiva del planeta, mostrándonos una pequeña parte de él; existen una variedad de géneros musicales que podemos utilizar para cada etapa del desarrollo", aseveró.






No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.