...

La Federación de Fundaciones Patrióticas teme por el Museo Memorial de la Resistencia



Miércoles, 16 de Mayo  2018 
Foto | Vídeo | Audio | El Diamante Informativo RD

















Santo Domingo, D.N. 16 de mayo de 2018.-  Las fundaciones Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, Amauri German Aristy, Manolo Tavárez Justo y Hermanas Mirabal,  integrantes de la Federación de Fundaciones Patrióticas, han venido dirimiendo un conflicto con la administración del Museo Memorial de la Resistencia y han hecho los esfuerzos para buscarle una solución al mismo.  Se han visto en la obligación moral de hacer de público conocimiento el dolor y frustración por la que están y ha estado  ocurriendo y las violación es legales que han ocurrido.

El abogado José Martínez Hoepelman, abogado de estas Fundaciones Patrióticas, explico  que este conflicto tiene su origen en el reclamo de algunas fundaciones de que la Dirección General del Museo Memorial de la Resistencia rindiera cuentas de lo gastado, apegada a las normas y procedimientos legalmente establecidos y a la transparencia en la administración del Museo. 

En lugar de responder a reclamos legítimos como miembros del Consejo de Dirección de la Federación, optaron por iniciar una guerra, realizando dos Asambleas ilegales, una en fecha 28 de abril de 2017 y otra el 10 de mayo del mismo año, con la finalidad de modificar los estatutos de la Federación para dejar fuera al Estado Dominicano en el Consejo de Administración del Museo y darle poderes supremos a la Directora del Museo Luisa de Peña, por encima del mandato estatutario, del decreto que lo creo y de la ley 122-11, atropellando a quienes exigían cumplimiento de los estatutos de la Federación y que la administración cumpliera con los mismos. Recorriendo un camino de ilegalidad, violatorio de las disposiciones estatutarias y del  decreto del Poder Ejecutivo No. 404-11 que además de crear el Museo Memorial de la Resistencia Dominicana dispuso claramente que el mismo era propiedad de la Federación de Fundaciones Patrióticas y bajo la supervisión del Estado Dominicano.

Informó además, que el pasado 13 de noviembre de 2017, un grupo de personas pertenecientes a estas fundaciones patrióticas en complicidad con la Directora Ejecutiva del Museo Memorial de la Resistencia, señora Luisa de Peña, decidieron mediante una Asamblea General Extraordinaria convocada al margen de la ley y sin conocimiento de las fundaciones, disolver la Federación de Fundaciones Patrióticas y traspasar todo el patrimonio del Museo Memorial de la Resistencia Dominicana a una denominada Fundación Museo Memorial de la Resistencia  Dominicana.

No se habla de cualquier patrimonio, se habla de un  patrimonio que comprende piezas, documentos, fotografías, objetos y pertenencias de los héroes y mártires cuya memoria se honra en ese Museo que fueron cuidados, atesorarlos y guardados durante décadas por familiares y miembros de las fundaciones patrióticas y entregados de buena fe para su preservación y exhibición al público dominicano en el Museo Memorial de la Resistencia que todas las fundaciones asumieron y lucharon por convertir en la realidad que es hoy.  

Además del espacio físico y la administración de la institución, han sido traspasados ilegalmente a una nueva Fundación Museo Memorial de la Resistencia  Dominicana, creada subrepticiamente para esos fines,  en una asamblea espuria que pretende disolver la Federación de Fundaciones Patrióticas y que fue convocada a espaldas de sus legítimos propietarios las Fundaciones Manolo Tavárez Justo, Héroes de Constanza Maimón y Estero Hondo, Hermanas Mirabal y Amaury Germán Aristy, las tres primeras miembros fundadoras del Museo Memorial de la Resistencia,  las cuales en ningún momento fueron convocadas a dicha Asamblea y mucho menos notificadas de las decisiones que se tomaron en la misma.

Martínez Hoepelman, resalto que bajo ningún argumento jurídico puede justificarse la violación del Decreto 404-11, el cambio de los estatutos de la Federación para eliminar la participación del Estado Dominicano a través de su Consejo de Dirección, la disolución ilegal de la Federación, la apropiación de bienes, la falsedad en la representación y otros hechos igualmente ilícitos que han caracterizado lo ocurrido y que ha puesto a estas fundaciones en la obligación moral de informarlo a la opinión pública.

Luego de largos meses de intentos sin ningún éxito por persuadirlos de su ilegal accionar,  de solicitar en diversas ocasiones rendición de cuentas, de abogar para que los cambios que se pretendían imponer en los Estatutos no se hicieran de manera anti democrática y no condujeran a la privatización de un bien público como es el Museo, no han dejado otra opción que poner en manos de la justicia dominicana este conflicto.

Y lo hacen no sólo por sus fundaciones, sino por el Estado  y el pueblo Dominicano que han sido víctimas de este vulgar despojo que transfiere la responsabilidad del cuido y de la memoria histórica, de los bienes de cada una de las fundaciones, a un grupo de personas que con su ambición y obcecación ponen en peligro al Museo Memorial de la Resistencia sostenido con los recursos de todo el pueblo dominicano para la preservación de la memoria histórica del siglo XX en tanto lleva a un plano privado la propiedad y administración del Museo y lo sustrae de sus originales fundadores y propietarios y de la supervisión y acompañamiento del Estado Dominicano.

Explicada la situación y ante la imposibilidad de una rectificación por parte de los convocantes, las Fundaciones Patrióticas emisoras de esta comunicación han procedido a someter ante los tribunales de la República las instancias de nulidad de las asambleas apoderando a los Dr. Abel Rodríguez del Orbe de la defensa civil y a los Dres. Carlos Balcácer y José Martínez Hoepelman de la defensa penal para lograr que se mantenga el Museo Memorial de la Resistencia tal y como fue creado y para que se respete la propiedad de la Federación y el papel de las fundaciones en la administración y supervisión del mismo del Estado.

Sobre cada uno de los integrantes de las fundaciones patrióticas descansa la responsabilidad de ser guardianes de una cultura democrática, que los obliga a la defensa de una institución que como el Museo Memorial de la Resistencia le pertenece a todo el pueblo dominicano, y por lo tanto, se debe regir por el respeto cabal a sus estatutos y reglamentos y por una actuación apegada a la transparencia sin que nadie se sienta agredido u ofendido cuando se reclama información, a la rendición de cuentas, a la toma de decisiones de manera democrática y a despojarse de toda actitud mentirosa de la realidad.

Finalizo diciendo que las fundaciones que representa, han optado por esta dolorosa decisión no sólo porque son fundadores, dueños y dolientes de este bien patriótico y sagrado, sino sobre todo porque tienen la responsabilidad irrenunciable de predicar con el ejemplo y de regirse por una conducta que se corresponda con las mejores prácticas morales y democráticas por las que dieron sus vidas los héroes y heroínas a quienes se honra en el Museo Memorial de la Resistencia.


No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.