...

La sociedades se analizan en base al comportamiento de sus autoridades, sin importar el sector cuál sea

El Diamante Informativo RD 24, abril, 2020
Por: Alberto B. Sandoval, CIS

Este video es el digno ejemplo de cuando se implementan medidas de seguridad sin el mínimo criterio de las circunstancias, Este tipo de medidas “MICROONDAS” provocan alto grado de indignación en la sociedad Dominicana, cuánta indignación siento COŃO al ver esta actuación de estos INNOMBRABLES miembros de la Policía Nacional para con este humilde ciudadano. ¿Donde está el SENTIDO COMÚN?
No comprenden que no se puede implementar planes o programas de seguridad, si los agentes actuantes no están con los entrenamientos requeridos y las habilidades necesarias para manejar conflictos, para evitar que la situación termine en la violencia, hay que enseñarle no solo a respetar el CIUDADANO sino también a AYUDARLO, así se ganan el RESPETO de la SOCIEDAD.
Hace unas semanas observamos a través de las redes sociales cómo se viralizó un video de una joven de estrato social muy humilde que fue detenida por una patrulla, la cual le preguntó qué de donde procedía y esta le expresó que retornaba de casa de su abuela donde estuvo cenando. ¿Ahí aplica el decreto verdad?
Por igual hace unas semanas observamos un video donde un artista urbano se burló de un retén policial-militar y el mismo fue dejado ir. ¿En este caso no aplica el decreto verdad?
Partiendo del análisis de estos dos casos, podemos entender la doble moral y la falta de CAPACIDAD, SENTIDO COMÚN, USO CORRECTO DE LA FUERZA y MANEJO SITUACIONAL que lamentablemente carecen una cantidad importante de los agentes policiales y militares que brindan servicios preventivos en las calles de la República Dominicana,
La SEGURIDAD se trabaja con INTELIGENCIA, no así con la FUERZA, los actuales momentos de crisis sanitaria global (COVID19) demandan del compromiso de todos los ciudadanos y autoridades, pero no podemos ignorar y/o desconocer la realidad que en la República Dominicana existen muchas personas que no tienen los alimentos básicos y otras necesidades requeridas.
¿Que le costaba al oficial que comandaba esa unidad, comunicarle a ese humilde ciudadano que proceda a su casa? O acaso la unidad actuante le interceptó haciendo esquina, tomando alcohol, manejando un motor, o en el peor de los casos con algún ilícito material?
Después de observar acciones indignante como esta, cabe señalar que estas son las situaciones que provocan que los ciudadanos no respeten a la autoridades.
Les recuerdo a algunos “AMIGOS” que el mundo cambió, por consiguiente los métodos de seguridad, prevención y de reacción también deben adaptarse a la realidad de los nuevos tiempos y la circunstancia actual.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.